jueves, 18 de abril de 2019

Alguna pista para un votante indeciso.

2019 se presenta como uno de los años más importantes para el futuro de los españoles ya que tenemos elecciones generales,autonómicas,municipales y europeas en un mes.

Ante esta situación no es raro oir promesas de todo tipo:en favor de las mujeres, de la población rural, contra el independentismo, a favor de los pensionistas, a favor de los jóvenes,etc.

Imagino que muchos de ustedes se haran muchas preguntas, entre las que yo voy a responder a las fundamentales .

-La primera pregunta es si debo de votar o no.

La respuesta que doy es contundente:
SI
Tenemos que votar aunque no tengamos clara una opción, ya que si no decidiran los demás por nosotros, valiendo más el voto de los que votan.
Una vez que tenemos claro que hay que votar surge la siguiente pregunta.


-A quién votar.

Cuando uno no lo tiene claro, debe votar al mal memor previsible(situación que se presentará en muchos electores).

Si uno es relativamente joven, tendrá que acudir a ser asesorado por alguien mayor de confianza para hacer una elección fundamentada.¿Y por qué digo esto?
Porque para tomar una decisión hace falta información y formación, cosa que se le debe suponer a una persona adulta.

A la hora de decidir yo distinguiría dos tipos de partidos: los que han tenido poder de decisión en el pasado y los que no lo han tenido o han tenido muy poco.

El criterio fundamental para elegir es ver lo que han hecho en el pasado más que analizar sus promesas, en el caso de los partidos que han tenido cierto poder.



Para los partidos relativamente nuevos en este caso sí que debemos oir más sus promesas pero siempre haciendo uso de nuestra intuición, ya que si fuera solo por promesas ganaría uno de estos partidos sin discusión; más aún cuando ha sido evidente una corrupción generalizada de los partidos en el poder.

Conclusión: hay que votar y muchas veces al mal menor, llegando incluso a la conclusión de que tiene que entrar otro partido.

Ya que han demostrado su corrupción, lo normal es pensar que entre otro nuevo, aún a riesgo de que nos siguan gobernando corruptos: al menos robaran otros y no se seguirá aumentando la desigualdad.

Triste ¿Verdad?

Si a alguno de los que ha leído el artículo les sirve de algo estos consejos para decidir, me congratulo porque yo mismo me puedo considerar un elector indeciso, por mucha información que pueda barajar.

Por algo podenos tener 3 o 4 partidos que esten entre el 20% y 25% de los votos.