jueves, 28 de junio de 2018

El precio justo de los espectáculos deportivos.


Seguro que muchos de ustedes son aficionados a algún deporte y han pagado por ver alguna competición de élite. Por otra parte, observo muchas veces decir que el precio fijado por una entrada es bajo y al mismo tiempo no se llega ni a la mitad del aforo del recinto.

¿Cuáles son los condicionantes que influyen en el precio para que se llene o no el recinto donde se celebra el evento deportivo?

Voy a hacer un análisis concreto que conozco con cierta profundidad y que se podrá  trasladar en alguna medida a muchos otros eventos deportivos.


-Caso del baloncesto del Club Ciudad de Valladolid-

Antes de exponer el análisis, aclarar que soy seguidor del Club Ciudad de Valladolid de baloncesto(unas veces lo veo en directo y otras por internet) y hago este estudio con la idea de contribuir de alguna manera a que el propio club mejore su recaudación y el número de seguidores, con lo cual tendrá más posibilidades de que alcance el objetivo de llegar al máximo nivel del baloncesto nacional.

Se trata de un análisis crítico pero constructivo,espero que se entienda así.

Para empezar voy a desgranar los principales factores que deben de tenerse en cuenta para fijar el precio de una entrada:

1º-Categoría en la que milita el club.
2º-Posición en la clasificación de ambos oponentes.
3º-Categoría del oponente.
4º-Aforo del recinto y su relación con los socios y asistencia habitual a los eventos deportivos.
5º-Resto de eventos deportivos y de ocio en la ciudad en la fecha y hora del evento deportivo.
6º-Que el evento sea televisado o no y si es de pago o no.
7º-Mayor o menor cercanía del club contrincante.
8º-Día y hora de celebración del evento.
9º-Promoción del evento deportivo.
10º-Situación económico-social de la población de la ciudad en la que está la sede del club.

Junto a este decálogo de factores influyentes en el precio adecuado de una entrada de los partidos de un club hay otro factor muy importante que no se suele tener en cuenta: me refiero a la imagen que ha dado el club en el último evento.

¿No os ha ocurrido haber ido con gran ilusión a ver un evento deportivo y una vez terminado sentir que el precio que uno ha pagado no es justo e incluso que uno no debía de haber ido a verlo?

Esta es la peor situación que puede tener un club, y no digamos si además el recinto no estaba ni a media entrada y es ofrecía por la tele y gratuitamente.

¿Y por qué ocurre esto? Porque los espectáculos deportivos son uno de los servicios más difíciles de estandarizar, de forma que se consiga una calidad más o menos homogénea.

He puesto el ejemplo del Carramimbre CBCV  porque se ha  estado prácticamente toda la temporada 2017-2018 hablando sobre el tema de que el precio de la entrada era bajo y prácticamente en toda la temporada no se ha llegado a media entrada.

¿Tal vez no se ha estado confundiendo seguidor con aficionado que va a ver el partido en directo?
Evidentemente el equipo tiene más de 2500 seguidores pero muchos de ellos pueden seguir los partidos por tele, internet o la prensa al día siguiente.

¿Realmente queremos que se llene el pabellón casi cada partido?

¿Estaríamos dispuestos a que la recaudación por taquilla a penas subiera para conseguir por ejemplo pasar de 2000 a 4000 espectadores de media en directo?

¿Cuánto creemos que realmente puede pagar la mayoría de jóvenes de 15 a 20 años que les gusta el baloncesto? Recuerden que hay que ir sembrando hoy para recoger en un futuro.

¿Se debe tratar aún mejor a los socios para que ayuden a que haya una mayor asistencia en directo? Recuerden que el mejor comercial del club es un socio satisfecho.


CONCLUSIONES:

-Hay muchas razones para que hoy días sea mucho más difícil llenar un recinto deportivo, destacando sobre todo que hay una mayor oferta de ocio en general y que se puede acceder a ella a distancia y gratuita en muchos casos.

-¿Tal vez hay que promocionar más al aficionado en directo, que es el que más anima a los jugadores?



-Recuerden que una butaca sin ocupar nunca da beneficios; ni económicos ni en términos de apoyo a los jugadores.

-Y por último, el aficionado que paga y decide ir a ver en directo tiene tanta razón como el seguidor que no paga la entrada y decide informarse por medios telemáticos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario