domingo, 17 de enero de 2016

La polémica medición del poder adquisitivo hoy.


Seguro que muchos de ustedes, incluso algún economista, cree que para saber si uno gana o pierde poder adquisitivo es suficiente con comparar el IPC con el aumento de la pensión o el salario.

¡Nada más lejos de la realidad!

Si todo nuestro gasto fuese a parar a los mismos bienes que conforman el IPC y con la misma ponderación, nos acercaríamos a poder saber si hemos ganado o perdido poder de compra simplemente comparando IPC y subida de salario o pensión.

La realidad es mucho más compleja, ya que estaríamos olvidando una parte de nuestro gasto muy importante: los impuestos.

Podríamos pensar que nuestros pensionistas este año ganaran capacidad de compra al revalorizarse su pensión un 0,25%, ya que hemos tenido una inflación del 0%.

Si analizamos las subidas de impuestos de los últimos años nos podríamos llevar serías sorpresas al evaluar si hemos ganado o perdido poder adquisitivo:

-¿Qué ha pasado con el IVA?

-¿Qué ha pasado con el IBI, a pesar de caída del valor de los inmuebles?

-¿Qué ha pasado con el copago farmacéutico?

-¿Y los impuestos sobre hidrocarburos o la electricidad?

No hablemos ya de las familias con hijos en edad de estudiar y lo que ha ocurrido con la subida de las matrículas de la Universidad o los masters necesarios para completar la formación.

Simplemente con ver lo ocurrido con estos impuestos o tasas y precios públicos, ya podemos demostrar que es muy posible que muchas familias y jubilados no han ganado poder adquisitivo a pesar de que su sueldo o pensión haya subido por encima del IPC.

No he querido tampoco entrar lo ocurrido en el sistema financiero español con las participaciones  preferentes y las obligaciones subordinadas que han afectado a muchas personas, y sobre todo jubilados que si no...

En el fondo, la situación de mayor desigualdad social e inestabilidad económica viene no por los precios de los bienes y servicios  que componen el IPC, sino por la forma de manejar nuestros políticos la situación de crisis económica, dejándose llevar siempre por objetivos cortoplacistas y cargando muchas veces contra los menos favorecidos.

-SEÑORES POLÍTICOS:

 NO ENGAÑEN A LA POBLACIÓN CUANDO DICEN CON ROTUNDIDAD QUE SE GANA CAPACIDAD DE COMPRA COMPARANDO SIMPLEMENTE LA SUBIDA DE SALARIOS O PENSIONES CON IPC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario