miércoles, 30 de diciembre de 2015

Cuestiones económicas pendientes del 2015.


Cuando termina el año somos dados a hacer balance del propio año. Este año no iba a ser distinto, con lo cual voy a señalar las cuestiones económicas pendientes a tratar, por no decir los problemas económicos que necesitan una pronta solución:

1º-Conseguir sí un mercado laboral competitivo pero a su vez que genere puestos de trabajo de calidad, y si es posible de cierta estabilidad.
Este es realmente el gran problema que tiene nuestra economía y que a su vez perjudica la financiación o viabilidad de las pensiones.

La medida de mejorar competitividad simplemente reduciendo costes, entre los que más afectados han sido los laborales, es un de los errores más graves que han cometido muchas de las economías de muchos países.Cierto es que fue una medida que tuvo efectos inmediatos, pero a su vez no puede ser considerada una medida válida a largo plazo si no se actúa mejorando la competitividad vía educación e investigación.

El trabajador del futuro debe ser una persona que se adapte bien a los cambios tecnológicos, con lo cual debe estar dispuesta a estar reciclándose continuamente.Además, hoy día más que nunca es normal tener que cambiar de trabajo con mucha más frecuencia con lo cual la palabra clave es flexibilidad.

Pero no nos engañemos y pensemos que por tener trabajadores predispuestos al cambio y flexibles ya tenemos resuelto el problema del paro y las pensiones.Junto a esto es necesario un reparto más justo de la riqueza, de forma que no tengamos trabajadores bien preparados y que la mismo tiempo simplemente que subsisten.

Si incluso los trabajadores más cualificados no pueden hacer planes mucho más allá de 2 a 5 años debido a la precariedad e inestabilidad del mercado laboral difícilmente sectores como la construcción pueden volver a un nivel normal.Ni que decir que muchos jóvenes medianamente sensatos se van a plantear tener familia hasta edades peligrosamente altas.

Y que conste que no estoy a favor de simplemente quitar de los ricos para dar a los pobres(lo que algunos políticos entiende como redistribuir)sino que lo básico es que los políticos promuevan medidas que garanticen que todo trabajador que muestre aptitudes y actitudes para su trabajo pueda tener una remuneración acorde a su valía:se trata de garantizar oportunidades de progreso a todo aquel que muestre su valía, y hoy día no es así, con lo cual estamos ahondando en la desigualdad.

¿Algún economista cree que un país puede realmente progresar favoreciendo la desigualdad?
Desde luego que el bienestar del país decrece, aunque crezca el PIB, no nos engañemos.

El ajuste económico ya lo podemos ver principalmente mediante el ajuste demográfico, hasta que llegue un momento que la reducción del paro sea debido principalmente porque se ha reducido de forma drástica la población activa. El año 2015 puede ser el primer año en mucho tiempo en que el crecimiento vegetativo es negativo(nacen menos personas que mueren).

La pregunta que nos tenemos que hacer es muy simple:

¿Nuestro sistema educativo está preparando trabajadores que sean capaces de adaptarse al cambio continuo?¿Se incentiva el gusto por aprender continuo?¿ O seguimos dando mucha importancia al aprendizaje memorístico?

Hoy día más que nunca es menos necesario hacer un uso exhaustivo de la memoria, ya que la teoría está al alcance de todos con un clic;eso sí, es necesario personas preparadas para relacionar conocimientos de distintas materias para resolver problemas complejos que muchas veces abarcan varios campos del conocimiento.

Materias como:razonamiento,comunicación,idiomas e informática serán claves para el trabajador del futuro dejando en un segundo e incluso tercer plano el conocimiento memorístico.

Es más, hoy día una persona con muy pocos estudios y un gran interés por aprender puede hacer un uso muy productivo de internet para conseguir una formación que no impartirá ninguna Universidad de hoy día y que sería muy valioso para cualquier empresa.

El gran reto de la universidad actual es saber aprovechar los recursos que proporciona internet para conseguir una formación más completa, e incluso yo diría más compleja, de forma que una misma persona pueda ser capaz de comprender los problemas actuales aunque pertenezcan a diversos campos del saber.


2º-El endeudamiento del Estado, consecuencia de un déficit público recurrente año tras año.

La evidencia de que las políticas económicas implementadas por los últimos gobiernos no han servido para crear empleo y de calidad  hacen necesario un cambio de mentalidad.

Hacer referencia a las políticas keynesianas mal entendidas para hacer gasto público sin el más mínimo sentido de la necesidad y posibilidad de asumirlo ha sido una de las claves para que pasemos por la situación dramática actual.

Una cosa es que el Estado asuma la iniciativa de inversión cuando la iniciativa privada está paralizada y otra cosa muy distinta es que se gasten los recursos públicos sin la más mínima
racionalidad, haciendo aeropuertos que no necesitamos o AVES que no podemos mantener.

Por otro lado, cuando la economía ha ido medianamente bien hubiera sido adecuado usar esos recursos para reducir endeudamiento, cosa que no se ha hecho y que muchos políticos no entiende de la política keynesiana o no quieren entender.

No confundamos keynesianimo con gasto público sin más, aunque no tenga el más mínimo sentido.
La eficiencia en la asignación del gasto público no consiste engastar sin más sino que conlleva una serie de fases que hay que respetar:

1º-Determinar las necesidades públicas básicas a cubrir.

2º-Ordenación por prioridad de estas necesidades básicas públicas.

3º-Estudio de costes de la inversión actual y mantenimiento futuro de las distintas opciones para atender esa necesidad.

4º-Estudio de mercado para saber cuantas personas pueden acceder a ese servicio y a que coste asumible por estos.

Una vez que se tiene claro que hay una necesidad pública prioritaria a cubrir y que tenemos una opción de inversión presente y de mantenimiento futura viable, es vital que ese servicio que vamos a prestar sea demandado por un importante porcentaje de la sociedad y a un coste asumible en el tiempo.De no hacer las cosas teniendo en cuenta estas consideraciones, podemos vernos en los casos actuales de aeropuertos o trenes sin pasajeros o autopistas sin vehículos.


Para terminar, y como deseo de fin de año, solo pedir a nuestros políticos(y no se lo voy a pedir a los reyes)que se preocupen de la educación o del gasto público en el sentido que he señalado en este artículo:sería un regalo magnífico para toda la sociedad.

¡SALUDABLE 2016! 
YA QUE LA SALUD ES LA QUE PERMITE DISFRUTAR DEL RESTO DE BIENES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario