lunes, 17 de agosto de 2015

Un problema de la leche.


La agricultura y ganadería entendidas simplemente como productoras de materias primas para otros sectores transformadores y comercializadores siempre han sido sectores especialmente delicados para los propios productores, ya que siempre ha habido un desequilibrio entre el productor de la materia prima y la industria transformadora y comercializadora.

Si tratamos el caso de la leche, y sobre todo la leche de vaca, podemos observar desde hace mucho tiempo que es un sector muy delicado para el que solo se dedique a la producción.

¿Cuáles son las razones fundamentales que hacen tan problemático ser solo productor hoy día de leche de vaca?

1ª-La leche en general es un producto  muy perecedero; yo diría de los más perecederos, ya que su consumo fresco, tras hervir, debe hacerse en muy pocas horas.

¿Conocéis otra materia prima tan perecedera que haya que consumir casi en el día o ser transformada o esterilizada para que dure mucho más?

Esta es la razón fundamental por la que la industria láctea tiene un poder enorme sobre el humilde ganadero que no transforma ni siquiera una parte en queso o yogur.

2ª-La concentración de la industria láctea y la sospecha de acuerdos de precios entre ellos:por si fuera poco la industria láctea se comporta como algo más que un oligopolio.

3ª-La propia leche de vaca tiene menos salidas para trasformarla en queso, o digamos que el mercado valora más el queso de oveja, cabra o de mezcla. Sin embargo, la leche de vaca es la típica que se bebe para desayunar, y yo diría que básicamente se vende en este formato, con lo cual el tiempo entre que es ordeñada y su venta en tetrabrick está más limitado que en forma de queso u otras presentaciones.

4ª-La cercanía de Francia y su ventaja climática(más y mejores pastos) hace que sea un gran competidor del ganadero español. Por otro, lado las autoridades francesas son muy permisivas con los actos vandálicos de los ganaderos y agricultores franceses contra la entrada de producto español;en el caso de la fruta este hecho es evidente.

La pregunta que tienen que contestar los políticos es cómo se arregla este problema para conseguir un precio justo para el ganadero sin intervenir el mercado de forma contundente y  animando  la competencia desde la demanda y la oferta. De momento parece que se empieza a hablar de fijar un precio mínimo al ganadero, pero yo creo que esa no es una solución definitiva.

¿No será necesario intervenir por el lado de la industria y comercialización?

¿O simplemente hay que facilitar al ganadero que pueda entrar en el negocio de la transformación y comercialización?¿Y cómo conseguimos esto?

Lo que debe estar muy claro para todo aquel ganadero que pretenda producir leche de vaca es que hoy día no es suficiente hacer solo eso, sino que  hay que entrar en el negocio de la transformación, y si me apuran también en el de la comercialización.Esto también es válido para sectores como el de la patata o la fruta.

Estos sectores más que otros necesitan empresas de un gran tamaño y donde se invierta en I+D+i para dar variedad y más tiempo de vida al producto final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario