jueves, 19 de febrero de 2015

Grecia y la Austeridad. ¿Virtud o defecto?



AUSTERIDAD. 

¿Virtud o defecto?

Después de oír hablar en innumerables ocasiones de este término más bien económico que político, uno llega a hacerse la pregunta que planteo al inicio de este artículo.

Si tuviera que hacer caso a los partidos que están en el poder, podría pensar que la austeridad es algo positivo para la marcha de un país. Sin embargo, si escuchamos a los partidos que quieren alcanzar el poder, no solo hablan de la austeridad como algo negativo para la economía sino que  han creado un nuevo vocablo:el austericidio.


Tratando de desentrañar el significado de austeridad he encontrado una serie de sinónimos:

Sobrio, grave, serio, parco, frugal, moderado, templado, temperado, prudente, reflexivo, reposado, mesurado, económico, ahorrativo, riguroso, severo, duro, rígido, inflexible, inexorable, puritano, continente, abstinente, penitente, retirado, asceta, místico.

La conclusión que saco es que el que es austero renuncia hoy a algo para mejorar su posición económica en un futuro más o menos próximo:cualquiera que ha empezado de cero en cualquier ámbito de la vida sabe que en los inicios hay que hacer sacrificios. El término de austeridad yo lo relaciono con sacrificio.

Otra cuestión es que en economía una actitud muy conservadora de los agentes económicos, muchas veces fundada en una marcha de la propia economía, a su vez retroalimenta una economía más paralizada y creadora de menos empleo.Este efecto se produce tanto para mal(cuando se inicia una crisis económica) como para bien(cuando se inicia la recuperación económica).

La cuestión es tener el equilibrio suficiente para saber vivir el presente sin descuidar el futuro: esta es el cuestión que tenemos que resolver todas las personas, ya que al ser seres con una vida finita pero indeterminada podemos pecar por vivir un presente desenfrenado sin ser previsores sobre las posibles carencias y necesidades que tendremos en el futuro.

 ¿De dónde surge la idea de que es mala la austeridad?E incluso se llega a afirmar que lleva a la muerte de la economía; de aquí surge el término de austericidio.
Evidentemente surge del concepto keynesiano de que el gasto público contribuye a animar la economía.Otra cuestión es pensar que cualquier tipo de gasto público es bueno para tener una economía pujante, competitiva y generadora de empleo estable.

Si un gobierno piensa que no tienen consecuencias negativas para su partido el endeudarse continuamente, tenderá a pedir prestado para poder mantener de cara al elector la imagen de que el Estado que va bien.Otra cuestión es pensar que esto es sostenible indefinidamente en el tiempo.

Tenemos el caso de Grecia cuyo actual gobierno declara estar en contra de la austeridad. El problema es lo que debe actualmente y lo que ya ha dejado de pagar.Pensar que Grecia puede seguir pidiendo prestado y sin condiciones es querer saltarse el más mínimo principio de responsabilidad.
La pretensión de canjear la deuda actual por bonos perpetuos ligados al crecimiento, da muestras de querer trasladar la responsabilidad del buen gobierno del país al propio acreedor.¿Quién puede comprar bonos perpetuos de Grecia condicionados a que crezca su economía cuando el acreedor no puede poner ninguna condición en la administración del país?

¿Se imaginan ustedes como personas físicas o familia ir a su banco donde tienen una deuda abultada y donde han dejado de pagar deudas pasadas, solicitando que le cambien la deuda actual por otra perpetua y ligada a que tengan más rentas?

Sinceramente la posición del actual gobierno griego es simplemente ocurrente,pero que huye del más simple principio de responsabilidad , principio que es básico tanto a nivel personal como de Estados.

El gobierno actual de Grecia tiene muy difícil contentar a acreedores y electores cuando sabe que no tiene claro que es capaz de poner en orden las cuentas públicas de su país.

Aumentar la eficiencia del gasto público, atajar la corrupción, reducir el fraude fiscal y relanzar la actividad económica son las bases para que los acreedores puedan seguir financiando a Grecia.Otra cuestión es poder conseguir todos esos objetivos en breve.

Una lección que deben aprender los actuales partidos nuevos surgidos del descontento y que pretenden alcanzar el poder es que una cosa es señalar defectos y otra dar solución a los mismos contentando a acreedores y electores.

En los detalles es en donde está realmente la verdadera política, y éstos solo los veremos cuando se gobierne. Mientras tanto, como electores, solo nos queda que evaluar a las distintas formaciones políticas tratando de adivinar cuáles serán las medidas especificas que tomarán cuando alcancen el gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario