domingo, 5 de octubre de 2014

Almacén de gas Castor y la asunción de riesgos públicos-privados.


Seguro que muchos de ustedes se asombran con la noticia que dice que ACS y Escal recibirán 1460 millones de € por la hibernación o tal vez el desmantelamiento del Castor.

El proyecto ha salido fallido evidentemente porque el estudio de seguridad-viabilidad a fracasado o mejor dicho tal vez nunca fue viable dados los conocimiento actuales y la zona sobre la que estaba situado.

Lo curioso es que este fracaso lo tienen que soportar los consumidores de gas cuando no son en realidad una cooperativa de gas.

Todos los empresarios sabemos que somos empresarios precisamente porque asumimos riesgos de pérdida; sin embargo en este proyecto se ha demostrado que se inició a sabiendas que no se iba a perder nunca. Tal vez esta fue la razón por la que se inició un proyecto tan arriesgado.

Estamos ante el eterno caso de tomar riesgos desmedidos a sabiendas que no asumiremos las consecuencias del fracaso: como el caso de la concesión de hipotecas basuras.

¿Quién tiene la culpa de que se haya llegado a esta situación?

¿Las empresas que participaban en el proyecto o el propio Estado al conceder la licencia sin las medidas oportunas de seguridad?

Pero lo más paradójico es que el riesgo de no ser viable el proyecto lo tienen que cubrir los consumidores sin haber constituido una cooperativa.

¿Han consultado a los consumidores de gas si estaban de acuerdo a asumir los riesgos de pérdida  creando un almacén de gas subterráneo?

¿Se imaginan que en Canarias la explotación de petróleo contaminara y se tuviera que cerrar el proyecto?

¿Habría que indemnizar a los promotores del proyecto?¿Y a las empresas turísticas, pesqueras, etc afectadas?

¿Y quién tendría que indemnizar?

El tema que planteo es muy importante, ya que se trata de proyectos de inversión donde el Estado debe conceder licencia siendo muy exigente con las medidas de seguridad ambiental.

La moraleja es muy simple:

¿Quién no arriesgaría el patrimonio del vecino a sabiendas que no se vería afectado el propio aunque la posibilidad de éxito fuese muy baja?

¿Y si el almacén de gas hibernado sigue dando problemas, habrá que añadir otra cantidad indemnizatoria para desmantelarlo?

Petróleo,gas y energía nuclear son ejemplos de negocios donde el Estado tiene que ser muy exigente con las medidas de seguridad.

¿O deberían ser actividades explotadas desde lo público?

No hay comentarios:

Publicar un comentario