miércoles, 20 de agosto de 2014

Portugal y España pagan tipos históricos mínimos por su deuda pública.¿Por qué?

Si a la hora de analizar la solvencia de ambos Estados nos centráramos en ver la evolución de su PIB, paro, deuda pública y déficit público, diríamos que los inversores no saben lo que están haciendo y se están comportando de forma irracional.

Por otro lado, si tenemos en cuenta que la banca cuenta y al parecer contará con toda la liquidez necesaria hoy y en un futuro y a un coste ridículo, que hay una alta tasa de morosidad tanto en la banca como en el resto tipos de empresas. En dos palabras: que la desconfianza entre los agentes económicos es máxima. Si tuviéramos en cuenta todo esto, es más entendible que hoy día se valore mucho más la seguridad que la posible rentabilidad que pueda prometer cualquier deudor.

La economía presenta una clara situación de incertidumbre y desconfianza que se refleja en que el Estado pueda pedir todo el dinero que quiera y se comporte como una mera caja fuerte para los inversores,  dado que prestar al sector privado supone un riesgo evidente.

Hoy día cualquier inversor se enfrenta a una situación complicada:

-La renta variable no presenta una situación de clara tendencia alcista que hace que la mayoría de inversores no terminen de decidirse entrar en este mercado.

-La renta fija privada presenta un riesgo altísimo de impago en muchos de los tipos de deuda emitidas por determinadas empresas; por algo se promete un pago de intereses mucho más alto que el de la deuda pública.

-La renta fija pública por último se sigue presentando como el activo de menor riesgo de impago, a pesar que en Grecia se produjo impago. Al mismo tiempo también es el activo financiero que menos intereses paga, comportándose el Estado como una auténtica caja fuerte de muchos bancos, que son los que suelen comprar este tipo de activos.

Si les preguntamos a los políticos por qué el Estado es está financiando tan barato, podemos oír que ya estamos saliendo de la crisis, que ha bajado la prima de riesgo, que se ha reducido el paro, etc.
No darían la misma explicación que doy yo a este coste bajísimo de la financiación de la deuda pública ya que los políticos siempre están en campaña electoral.

¿Se imaginan la situación de le deuda pública hoy si el BCE y la banca no estuvieran detrás?

¿O creen ustedes que realmente hoy el Estado es más solvente que en 2005?

La realidad demuestra que un Estado puede ser menos solvente y al mismo tiempo poder pagar menos intereses por financiar su deuda pública, debido a la intervención del BCE y al mal estado del tejido empresarial.

¿Creen ustedes que España y Portugal están saliendo claramente de la crisis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario