martes, 1 de julio de 2014

Rosell y su opinión sobre el nº de parados registrados.



El presidente de la patronal volvió a arremeter contra la forma en la que están hechas las estadísticas del mercado laboral en España. Y reprochó que se incluya como parados a medio millón de prejubilados que no están en disposición de trabajar y, sin embargo, no se contabilice a 200.000 personas que están en formación. Además, destacó que “en los últimos años un millón de amas y amos de casa, se han apuntado al paro ante la perspectiva de cobrar algún tipo de subsidio”.


El concepto de parado exige que se cumplan básicamente dos requisitos:


-Estar en edad de trabajar: (16 años hasta edad de jubilación).


-Buscar activamente empleo:precisamente este es el concepto más difícil de comprobar.

La forma habitual de demostrar que se busca empleo es apuntarse al paro y no rechazar ofertas de empleo que se puedan considerar adecuadas a la capacidad y experiencia laboral que se tiene. 

La ocurrencia del señor Rosell de declarar que muchas amas y amos de casa se han apuntado al paro con la esperanza de conseguir un subsidio no hace nada más que poner de manifiesto su desconocimiento de la legislación actual del servicio público de empleo, y eso que estamos hablando ni más ni menos que del presidente de la patronal, persona que se la supone entendida en temas de legislación laboral, seguridad social y empleo.


¿Cómo sabe el señor Rosell que los prejubilados no están dispuestos a trabajar?¿Les ha ofrecido un empleo adecuado a su experiencia y cualificación?


La verdad es que no entiendo muy bien cómo ha hecho estas declaraciones y con qué fin, pero las críticas le van a llover a manta y va a contribuir más a la confusión de algunos que desconocen la normativa para obtener un subsidio laboral.


¿O es que Rosell se ha visto influido por las proposiciones hechas por el nuevo partido emergente "podemos"?


La realidad del paro registrado es precisamente la contraria a la expuesta por el presidente de la patronal: muchos parados no se registran en el servicio público de empleo no porque no estén buscando activamente empleo sino porque el servicio público de empleo no les aporta nada en su objetivo de tener un empleo adecuado o una ayuda con la que subsistir. 


La realidad es que hay muchos más parados que los que registra nuestro servicio público de empleo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario