lunes, 14 de julio de 2014

Objetivos del FMI: bajar el SMI y subir inflación.¿Congruente?


Estos son los dos objetivos declarados por el FMI para salir de la crisis.

Seguro que muchos de ustedes se han dado cuenta ya que están en clara contradicción.

¿O el FMI se cree que bajando el salario a muchos trabajadores por debajo del nivel de subsistencia se va a conseguir que se consuma más y se provoque inflación adicional?

¿Se imaginan que se bajara el salario mínimo interprofesional por debajo de los 645€ actuales?

¿La directora del FMI sería capaz de subsistir ella sola con ese sueldo? ¿Por qué cree que un joven de 25 años puede subsistir con ese salario?¿Pero dónde ?¿En casa de sus padres?¿Y hasta qué edad?¿Hasta los 35 años?
¿Por qué no se le ha ocurrido al FMI limitar los salarios máximos de los políticos y dirigentes de organismos internacionales y usar esos recursos para dedicarlos a la educación?

Porque en realidad nuestro SMI podría ser llamado salario de subsistencia. Tengan en cuenta que con esos 645€ uno tiene que tener para cubrir todas las necesidades básicas: alimento,ropa y calzado, sanidad, vivienda y desplazamiento.
Imagínense una familia formada por los padres y un hijo en el que sólo trabaje uno de los cónyuges, cosa hoy día más habitual de lo que muchos políticos creen.

¿Serían los políticos capaces de subsistir con esta renta? Evidentemente, no, ya que de lo que no pueden presumir es de ser buenos administradores.
¿Por qué existe la obsesión de los políticos de pretender ganar competitividad a base de bajar salarios y subir horas de trabajo en vez de tratar de ganar competitividad formando mejor a los trabajadores?

Pero la ocurrencia es doble ya que se pretende que aumente la inflación.Sí,sí, pretenden construir pobres trabajadores y consumistas para que aumenten los precios.
Vamos, que quieren comer y sorber, o estar en misa y repicando.

¡Aclárense de una vez señores políticos! La situación actual de baja inflación es totalmente normal, incluso después de aplicar una intensa política monetaria expansiva.

Es más, se está provocando más que nunca la existencia de economía sumergida. Y créanme, en muchos casos está más justificada que nunca, ya que de lo que se trata es de subsistir ante la voracidad del actual sistema fiscal y una economía paralizada.

ESTAMOS TODAVÍA MUY LEJOS DE SALIR DE ESTA CRISIS.

Tan importante es que crezca el PIB como el reparto del mismo. Mientras se siga agudizando la desigualdad no podremos presumir de un mayor bienestar social.

El PIB en sí mismo no es un signo de mayor bienestar social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario