jueves, 20 de febrero de 2014

¿Hay razones confesables para tener dinero en paraísos fiscales?


Últimamente está muy de moda argumentar que se puede tener dinero en un paraíso fiscal y no infringir ningún tipo de ley tributaria. Esta afirmación en sí misma es una falsedad, teniendo en cuenta la propia definición de paraíso fiscal y las motivaciones habituales que llevan a tomar esta decisión.

Cuatro factores clave son los utilizados para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal:
1-Si la jurisdicción no impone impuestos o éstos son sólo nominales. La OCDE reconoce que cada jurisdicción tiene derecho a determinar si impone impuestos directos. Si no hay impuestos directos pero sí indirectos, se utilizan los otros tres factores para determinar si una jurisdicción es un paraíso fiscal.
2-Si hay falta de transparencia. La opacidad informativa yo diría que es la característica principal de un paraíso fiscal, ya que es la que permite tener la confianza de no declarar sin ser descubierto.
3-Si las leyes o las prácticas administrativas no permiten el intercambio de información para propósitos fiscales con otros países en relación a contribuyentes que se benefician de los bajos impuestos.
4-Si se permite a los no residentes beneficiarse de rebajas impositivas, aún cuando no desarrollen efectivamente una actividad en el país.
Los motivos habituales para depositar dinero en un paraíso fiscal son lo siguientes:

A-Origen de dudosa legalidad del dinero en cuestión, por no decir que suele provenir de actos delictivos(corrupción,drogas, o economía sumergida). Incluso puede darse el caso que el dinero sea obtenido legalmente pero que se pretenda eludir la futura tributación en el país de origen.

B-Intención de eludir al fisco o pagar muchos menos impuestos sin la necesidad de residir en el propio paraíso fiscal. Normalmente el que acude a los paraísos fiscales lleva una importante cantidad de dinero; teniendo en cuenta el sistema fiscal español no tendría mucho sentido mandar a un paraíso fiscal menos 100.000€ , y menos aún si se ha obtenido de forma legal.
¿Qué impuestos se suelen tratar de eludir o rebajar en un paraíso fiscal? Fundamentalmente los directos: IRPF, donaciones y sucesiones, sociedades, patrimonio,etc.

¿A que a ninguno de ustedes se le ocurriría llevar 1000€ a un paraíso fiscal?  

La pregunta que nos tienen que contestar los políticos de todos los países del mundo es cómo no son capaces de eliminar estos paraísos fiscales a sabiendas que suponen una pérdida importante de ingresos fiscales en todos los países. La respuesta me imagino que la conocen muchos de ustedes: lamentablemente los que gobiernan lo hacen en teoría para todos pero sobre todo para ellos.
Se dice que al menos una cuarta parte de la riqueza mundial está depositada  o gestionada desde paraísos fiscales.

Si les dijera que a día de hoy Suiza la OCDE no le considera un paraíso fiscal seguro que muchos de ustedes se sorprendería, igual que me ha ocurrido a mí.

Los paraísos fiscales enumerados en la lista publicada por la OCDE el 2 de noviembre de 2011 son:
Territorios que se comprometen a mejorar la transparencia e intercambio de información:

¿El fraude fiscal y los paraísos fiscales están justificados por una fiscalidad voraz de los Estados?

¿Y al mismo tiempo son los políticos unos de los mejores clientes de los paraísos fiscales?

¿Cuántos partidos ponen como objetivo de sus programas electorales la eliminación de los paraísos fiscales?

Ni se nos pasa por la cabeza el escándalo que supondría conocer a todos aquellos que usan los paraísos fiscales. Sólo recibimos información de casos a cuenta gotas.

¿Tiene usted alguna razón confesable para tener dinero en un paraíso fiscal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario