jueves, 30 de enero de 2014

Relación entre inversión-consumo,gasto-compra,presente-futuro.


La inversión siempre supone una renuncia presente del disfrute de unos bienes(normalmente en forma de capital monetario) con el fin de obtener unos rendimientos futuros que colmen las expectativas formadas.

Las inversiones pueden ser reales cuando los recursos se usan para montar un negocio o empresa con la que obtener unas rentas futuras a través de la administración de los factores de producción(trabajadores y activos inmobiliarios y mobiliarios).
Las inversiones son financieras cuando lo que se presta es dinero a cambio de unos intereses o la participación en el beneficio futuro de una empresa(dividendos).

Las tres variables básicas de una inversión son:

1ª-Rendimiento esperado.
2ª-Riesgo de impago.
3ª-Plazo de inversión u horizonte temporal esperado de la inversión.

El consumo es la extinción del propio bien con su uso o el servicio con su prestación.Primero compramos un bien o contratamos un servicio por el que pagamos un dinero y después consumimos ese bien o servicio.

Mientras en la inversión, el capital se usa para adquirir bienes y servicios con los que producir los bienes o servicios finales que se quieren comercializar, en el consumo se usa el capital para adquirir bienes o servicios de los que se quiere disfrutar.

Una persona puede gastar un dinero en la compra de un bien pero no haber consumido ese bien: mientras que el gasto hace referencia a la corriente monetaria, el consumo hace referencia a la extinción o deterioro del propio bien con su uso.

Comprar un bien hace la referencia a la consecución de la disponibilidad del bien o servicio y no necesariamente al pago del mismo.La compra hace referencia a la corriente real sin que necesariamente se haya producido un pago monetario inmediato.

Cuando uno tiene rendimientos económicos debe decidir si los ahorra o los gasta .Si ahorras ,debes decidir que instrumento usas(inversión real , financiera o simplemente meterlo en una caja de seguridad).
Si decides consumir, debes decidir que bien o servicio comprarás y la forma de pagarlo(al contado o con pago a plazos).

La pregunta que planteo no es nueva en economía:

¿Qué es mejor incentivar el ahorro o el consumo?

Hubo un tiempo (burbuja inmobiliaria)en el que la banca y los políticos estimularon el consumo por encima del ahorro como forma de alcanzar un mayor bienestar de todos o de ellos mismo.
Hoy día está muy claro que es necesario que se ahorre, entre otras cosas para poder devolver la importante deuda adquirida.

A mí desde muy pequeño me enseñaron que era muy importante ahorrar y estudiar, dos actos que suponen una renuncia presente para poder alcanzar un futuro mejor en el que el tiempo transcurra a tu favor.
Hoy día más que nunca es necesario estudiar continuamente porque los cambios son cada vez más rápidos y todos debemos adaptarnos a ellos, pero además es necesario ahorrar porque nuestro sistema de pensiones claramente será menos protector que el actual.

El ahorro normalmente se traduce en inversión,pero tan importante como es decidir si se ahorra o no es decidir en qué se invierte lo ahorrado, grave error del sector público español(plan E) y del sector privado(hipotecas basura).

Ten en cuenta estas dos palabras claves si quieres tener un futuro más o menos tranquilo:
 Adaptación y previsión.

Decide muy bien qué estudias y en qué inviertes tus ahorros y te asegurarás un vejez tranquila.

La idea extendida entre muchos jóvenes o empresas comerciales de vivir al día tiene hoy día menos sentido que nunca.

Hay que volver a pensar como lo hacían nuestros abuelos, pensando tanto o más en el futuro que en el presente. Porque el futuro llega y si no te has preparado te puede dar un disgusto.

La vida es una preparación para el futuro,dentro del cual está la muerte.

La vida es una preparación para morir sin miedo al futuro.

Con miedo difícilmente se puede ser feliz y sin previsión uno lo que puede tener son sustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario