martes, 3 de septiembre de 2013

Quédense con este dato: la Seguridad Social pierde 99.069 afiliados en agosto.


Como era de esperar nuestro Gobierno sigue siendo muy optimista y nos quiere vender la reducción del paro registrado en agosto en 31 personas como un dato muy positivo, ya que en otros meses de agosto solía aumentar el paro registrado.

La afiliación media a la Seguridad Social ha alcanzado en agosto los 16.327.687 ocupados, tras un descenso de en 99.069 en este mes. Fíjense que se trata de la afiliación media.

¿Cómo creen que ha sido el dato de afiliación a la seguridad social el 1 de septiembre?
No hace falta mucha imaginación para pensar que la reducción de cotizantes a la seguridad social puede ser escandalosa para el mes de septiembre.

Como señalé en otro de mis artículos sobre la posible salida de la crisis en este verano, parece que los datos de afiliados en septiembre y octubre van a ser muy negativos, demostrando que sufriremos un estancamiento mas o menos largo hasta que realmente se empiece a reducir el 

paro y aumente el PIB.

¿Y por qué razón vamos a sufrir un estancamiento económico largo y recuperación muy lenta?


Hay dos razones fundamentales:


1º-Porque los trabajos que existen hoy son más precarios,inestables y peor pagados.

2º-Porque tenemos inflación a pesar de esta situación de precariedad laboral.

Estas dos circunstancias lleva a la mayoría dela población a tener una menor capacidad de compra y a unas expectativas de futuro muy negativas que hacen que se consuma mucho menos.

O confiamos toda la reactivación económica en el sector exportador o simplemente es imposible que salgamos de la crisis a base de la reducción de salarios y precarización del empleo.

Incluso se puede añadir una tercera razón por la cual esta recuperación va a ser muy lenta: me refiero a que muchas personas han estado tirando de los ahorros que tenían y éstos más pronto que tarde se agotarán.


Puedo estar de acuerdo en que hay que ser optimista, pero siempre moderadamente y justificadamente. Tan malo es ser optimista desmedido e injustificado como pesimista.


¿Conocen ustedes algún partido en el poder que no sea optimista desmedido?


Al final nuestro Gobierno no tendrá más remedio que empezar por donde tuvo que empezar desde el inicio de la crisis: favorecer el ahorro,la educación y la investigación aunque sus efectos lleven mucho más tiempo que favorecer una bajada de salarios y caída de tipos de interés.


Un consejo:


FÍENSE MÁS DEL DATO DE AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL QUE DEL PARO REGISTRADO SI NO QUIEREN HACERSE FALSAS EXPECTATIVAS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario