lunes, 30 de septiembre de 2013

¿El consumo de lo producido por uno mismo debe tributar?(AUTOCONSUMO).


La aparición de las energías renovables y la mejora de su eficiencia ha planteado a muchos consumidores la posibilidad de producir la propia energía que uno consume, más aún cuando tenemos un precio de la electricidad en un continuo aumento y al ministerio de industria  incapaz de acabar con el teórico déficit de tarifa.
¿Se imaginan que todos nosotros pudiésemos producir nuestra propia electricidad y a menor coste que el proveedor de toda la vida?¿Le habría salido un buen competidor que podría reducir su negocio a la mitad siendo optimista, no?

¿Por qué el Estado quiere poner un impuesto al autoconsumo de electricidad?
¿Busca el Estado simplemente recaudación fiscal o al mismo tiempo garantizar el negocio a las eléctricas?

Ya sabemos a dónde van a parar muchos ex-políticos cuando dejan la política.
Podemos ver como a la banca se la favorece su negocio y ahora podemos ver como a las eléctricas se las favorece su negocio, tratando de reducir la competencia en ambos sectores.

¿Tendrá algo que decir el comisario europeo de competencia ante las prácticas anticompetencia llevadas a cabo por los políticos en el poder?¿O la comisión para la competencia es sólo para ciertos sectores?

¿Por qué los políticos no quieren que en ciertos sectores se incentive la competitividad?
Que cada uno se responda, pero yo ya he dado un motivo lo suficientemente fuerte como para que sea así.

¿Se imaginan que todo aquello que producimos para nosotros mismos tuviera impuestos?

Pondré algunos ejemplos para que podamos ver como hay muchas actividades que son autoconsumo:

a)El huerto de la familia.
b)Desplazarse en bicicleta.
c)Hacerse la comida o la limpieza.
d)Ayudar en los estudios a nuestros hijos.
c)Atención a familiares enfermos y mayores.
d)Cualquier manualidad hecha para casa.

El problema de fondo es determinar dónde es justo aplicar impuestos y en qué medida.

El impuesto como su propio nombre indica es algo  que se exige de forma coercitiva y no voluntaria, y no tiene por qué tener relación con ningún servicio público.Que sea así no quiere decir que no tenga que tener una justificación en cuanto a su aplicación y cantidad. Los impuestos suelen grabar una capacidad de compra o ciertas actividades que tienen externalidades negativas.

Lo que no es lógico es que se graven ciertas actividades(como el autoconsumo de electricidad generada con renovables)que presentan claros efectos positivos sobre el medio ambiente y al mismo tiempo sirve de competencia frente a las grandes compañías de generación de electricidad que favorecería un precio más bajo de la electricidad y una economía española más competitiva.

¿O es que sólo sabemos buscar mejora de competitividad con la bajada de los salarios?
¿Para qué tenemos la I+D+i y personas preparadas?

Los políticos en el poder que buscan el bien común sólo deben tener una función: poner las condiciones legales para que todo aquel que quiera trabajar lo pueda hacer, ya sea un trabajo intelectual como físico.

Con no poner trabas en el camino ya es suficiente.
Porque esta crisis la resolverán los trabajadores, si es que las leyes que crean los políticos lo permiten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario