viernes, 12 de julio de 2013

El Gobierno aprueba la reforma energética, que equilibra definitivamente el sistema eléctrico.¿De verdad?.


 El Gobierno busca equilibrar definitivamente el sistema eléctrico, evitar nuevos desequilibrios y garantizar el suministro al consumidor al menor coste posible y de la forma más transparente.

A pesar de las medidas ya emprendidas, el desequilibrio del sistema alcanzará los 4.500 millones de euros este año. Para corregirlo, se recortarán costes del sistema eléctrico por 2.700 millones de euros, se aportarán 900 millones de euros de los PGE y se subirán los peajes eléctricos en 900 millones de euros.
Se simplifica y clarifica la factura de la luz y se introduce más competencia en  la tarifa doméstica para favorecer la competencia de cara al ciudadano, manteniéndose asimismo el bono social.
Todas las medidas emprendidas por el Gobierno han evitado una subida de la luz del 42%.
Sí, han oído bien, la factura de la luz podía haber subido un 42%.
¿Cómo es posible que hayamos pasado de un precio en la media europea a tener un precio de los más caros de Europa?
La Tarifa de Último Recurso, a la que se acogen la mayor parte de los consumidores domésticos, pasa a denominarse Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. La reforma habilitará nuevas comercializadoras para el suministro de estos clientes, permitiendo además la competencia entre ellas, para ofrecer ofertas y descuentos. Además, se agiliza el proceso de cambio de compañía suministradora y se refuerzan los mecanismos de atención al cliente.
Los consumidores más vulnerables podrán continuar acogiéndose al descuento del bono social. Por otra parte, la reforma también reforzará la lucha contra el fraude, se modificará la estructura de peajes reduciendo el coste sobre el consumidor medio y penalizando las segundas viviendas y las viviendas vacías.
¿Qué tipo de mercado eléctrico tenemos para tener una energía eléctrica tan poco competitiva que va a afectar a la competitividad de nuestra economía?
¿O qué proceso de fijación de precios tenemos para determinar el precio de la luz?
No me digan que no es el cuento de nunca acabar.

Lo curioso de esta subida es que va a favorecer a las eléctricas y al afán recaudatorio desorbitado que tiene nuestro Estado.¡Ah! y que no nos cuenten que parte de la subida que no se efectúa lo pagan los presupuestos del Estado,porque el Estado somos todos.¿O No?.

Nuestro Estado tiene asegurada una mayor recaudación vía impuestos vinculados a la electricidad ya que la mayoría de consumidores no reaccionamos ante la subida del precio de la electricidad(¿Te has planteado reducir tu consumo eléctrico ante la subida del precio de la luz?).
El problema va a ser el efecto que tendrá sobre la competitividad de nuestra economía, que al parecer no es importante, ya que tenemos una reforma laboral que va a permitir bajar salarios hasta el mínimo .

¿Y cuando la mayoría de las personas sólo tenga para subsistir qué creen que va a ocurrir?
Las preguntas clave a hacer a nuestros políticos son las siguientes:
1ª-¿Cómo se privatiza el sector eléctrico sin garantizar al mismo tiempo una mínima competencia?
2ª_¿Cómo se usa el sistema de subasta para fijar el precio del kilowatio/hora a sabiendas  que las empresas que intervienen en la misma son pocas y bien avenidas?
3ª-¿Las empresas eléctricas tienen que tener un rendimiento mínimo asegurado de un 7%?
No hace falta decir que muchos de nuestros políticos ilustres acaban trabajando o, mejor dicho, contratados por un buen sueldo por empresas energéticas.
¿Tendrá algo que ver esto con la subida continua de la factura de la luz? 

Con estos condicionantes difícilmente podemos tener un sector eléctrico moderno y competitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario