jueves, 16 de mayo de 2013

¿Qué es el IPC subyacente a impuestos constantes?



La nueva ocurrencia de nuestro Gobierno para reducir los gastos públicos ha sido la invención de un nuevo IPC que tiene como fin prioritario no estimar la inflación del país, sino seguir metiendo la mano en el bolso del contribuyente de forma elegante. Si el antiguo IPC era ya muy criticada su validez como estimador de la inflación, el nuevo que se pretende aplicar a partir de 2014 termina por desnaturalizar el mismo concepto de índice.

 ¿Y qué pretende excluir el nuevo IPC subyacente a precios constantes?
Pues como no podía ser de otra forma, aquellos factores que influyen más sobre el índice al alza:carburantes, alimentos frescos e impuestos indirectos.
¿Y cuál es la razón fundamental que se da para hacer ésto?
En el caso de los carburantes y alimentos frescos se alega que tienen un comportamiento muy errático,de forma que hacen que el IPC varíe en mayor proporción.Lo que no nos cuentan es que en realidad influyen bastante en el índice sobre todo en las subidas.
En cuanto a los impuestos indirectos(sobre todo IVA)suponen que cuando se sube este impuesto, el vendedor traslada toda la carga del impuesto al cliente, cosa que es falso prácticamente en todos los casos. El reparto de la carga de los impuestos entre comerciante y cliente depende fundamentalmente de las elasticidades de la oferta y demanda de cada bien o servicio. En dos palabras: la subida de impuestos indirectos suelen conllevar menos ventas para el comerciante,un menor margen comercial y un mayor coste para el cliente.Se reparte el incremento del impuesto entre comerciante y cliente, y lo que es peor, se desincentiva la actividad económica.
Cualquier persona que cobre una pensión que se actualice con este nuevo índice se hará una pregunta evidente:
Si tengo que pagar carburantes,alimentos frescos y los impuestos del momento ¿por qué se me actualiza la pensión sin tener en cuenta estas subidas?
Sólo hay una respuesta: el Gobierno español no sólo ha tenido que pedir un rescate para la banca que en realidad ha contribuido a semi rescatar al Estado, sino que en realidad está aplicando "quitas" a todo aquel al que se le puede quitar algo; ahorradores, funcionarios, pensionistas, etc.
Al ahorrador se le limita la remuneración que le puede dar el banco por sus depósitos y al funcionario y pensionista se le actualiza sus rentas con un IPC que no refleja la inflación real .
El nuevo IPC subyacente a impuestos constantes lo que no es para nada  es un índice general de precios al consumo:se ha desnaturalizado y no pretende estimar la inflación del país sino descaradamente subestimar la inflación. En el fondo, con este nuevo índice se está haciendo una nueva reforma de las pensiones, ya que las nuevas pensiones perderán capacidad de compra año tras año.
El Gobierno no sólo se ha conformado con subir los impuestos sino que pretende que esta subida no se tome a la hora de pagar a funcionarios y pensionistas.
¿Cuál será la próxima ocurrencia de nuestro Gobierno?
¿El IPC subyacente a impuestos constantes y eliminada la política monetaria expansiva del BCE?
España está siendo más que rescatada por todos lo españoles y es muy probable que finalmente nos tengan que rescatar desde el exterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario