martes, 19 de febrero de 2013

Las exportaciones españolas en máximos de 41 años¿La salida?



En 2012, las exportaciones españolas se elevaron a 222.643 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,8% con respecto al ejercicio anterior y el nivel más alto de la serie histórica, iniciada en 1971. Es un ritmo superior al registrado por Francia (3,1%), Alemania (3,6%) o Italia (3,7%) en el mismo año.

 Las tres razones fundamentales de esta mejora competitiva y aumento de exportaciones son:
1ª-Mejora de competitividad, debida a la rebaja salarial generalizada en todos los sectores de la economía, favorecida por la reforma laboral, que facilitó la negociación de los convenios colectivos a la baja reduciendo la rigidez de los salarios a la baja;problema que existía desde que se tiene unos sindicatos poderosos y una economía medianamente activa.
La grave crisis económica por la que pasamos facilitó la reforma en este sentido, con el fin de que el ajuste se produzca no sólo mediante más número de trababjadores parados, sino con la reducción del salario y condiciones laborales.
2ª-La apertura hacia otros mercados distintos de la Unión Monetaria:frente al declive de la zona euro, donde las exportaciones cayeron un 2,7%, las ventas fuera de esta región crecieron una media de un 11%, con incrementos muy importantes en África (un 30,6%), Asia (14,3%) o América (14,1%).Destaca el crecimiento experimentado en naciones como EE UU, México, Marruecos, Indonesia o Corea del Sur.
3ª-El incremento de la base exportadora, con más de 130.000 compañías que venden con regularidad en otros países:el reto es aumentar la base exportadora española y conseguir que las compañías que se han animado a exportar no bajen la guardia cuando llegue la recuperación económica y se replieguen al mercado interior.
Desde que se inició la crisis, el desfase entre exportaciones e importaciones se ha corregido en 70.000 millones.
Aunque la mejora competitiva es evidente, e incluso irremediable dada la crisis por la que pasamos,la pena de la situación es no haber basado la mejora de competitividad en el aprovechamiento del talento de todos aquellos trabajadores bien preparados y dispuestos al cambio que han tenido que emigrar.
La economía española se ha comportado como aquel que tiene un avión moderno averiado y el ingeniero que lo puede reparar, pero que no está dispuesta a comprar las piezas para que las instale este ingeniero;nos hemos tenido que conformar con comprar una avioneta y el ingeniero se ha tenido que ir a trabajar a otro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario