sábado, 8 de diciembre de 2012

¿Qué debe ser público y qué privado?


Dada la situación económica por la que pasa el mundo y la situación por la que han pasado muchos sectores económicos, muchos economistas nos preguntamos qué actividades deben ser gestionadas públicamente y qué actividades deben ser gestionadas desde la iniciativa privada.

Antes de desarrollar este artículo quiero señalar que mi intención no es decir lo que debe ser gestionado públicamente y qué debe gestionar la iniciativa privada.Simplemente quiero ayudar a reflexionar a cerca de los posibles factores que deberían influir a la hora de determinar qué debe ser gestionado públicamente o privado.

Hay una serie de preguntas que todos debemos hacer:

-¿La banca debe ser pública o privada?
-¿La sanidad debe ser suministrada desde lo público o privadamente?
-¿El suministro de  hidrocarburos debe ser público o privado?
-¿La electricidad la debe de suministrar la empresa pública?
-¿El ferrocarril debe ser público o privado?
-¿Las autopistas deben ser públicas o privadas?
-¿La lotería del Estado debe ser pública o privada?
-¿La producción de armas debe ser pública o privada?
-¿El agua potable debe ser administrado por el sector público?

POSIBLES CRITERIOS PARA IDENTIFICAR A LA EMPRESA PÚBLICA:

Un primer criterio que nos puede ayudar a identificar que sectores deben ser públicos es si son sectores que por naturaleza o de hecho se comportan como casi monopolios en el largo plazo a pesar de que se trate de favorecer la competencia.

Un segundo criterio para identificar sectores públicos son todos aquellos sectores económicos que son estratégicos para un país.

Un tercer criterio para identificar actividades públicas serían aquellas actividades que  producen bienes o servicios de primera necesidad para los ciudadanos y a los que la mayoría no podría acceder a ellos si no fueran porque las provee el Estado con cargo a los impuestos y tratando de proteger a los más desfavorecidos.

Un cuarto criterio para identificar actividades públicas sería aquellas que suelen necesitar con frecuencia la  expropiación de bienes  privados.

Un quinto criterio para identificar actividades públicas sería aquellas actividades que las realizó la iniciativa privada pero que han demostrado su ineficiencia y que nos ha llevado a una situación complicada.

Un sexto criterio para identificar actividades públicas sería aquellas actividades que generan externalidades negativas que tenemos soportar todas las personas y ponen en peligro el medio ambiente y la propia existencia humana.

Un séptimo criterio para identificar actividad que debe proveerse desde lo público sería los bienes o servicios que usamos todas las personas a diario sin el pago de una contraprestación inmediata(consumo difícil de excluir) ,por ejemplo las carreteras,el alumbrado público,los parques y jardines,etc.

De las actividades que he señalado al inicio del artículo, hay una sobre la que hay hoy día un debate, ya que ha demostrado que no ha sabido desempeñar su actividad y está poniendo en peligro la viabilidad de muchos Estados europeos.Me estoy refiriendo a la banca.
La pregunta que nos hacemos muchos economistas es si habríamos llegado a esta situación si la banca hubiese sido sólo pública o incluso esto que ha ocurrido hubiera ocurrido antes si la banca hubiese sido pública de siempre.¿El endeudamiento desmesurado hubiese sido aún mayor si la banca fuese pública?

Otra actividad que la suministra el sector público también ha recibido críticas de su baja eficiencia;me refiero a la sanidad pública.

Las autopistas que se privatizaron en su momento también pasan por una situación complicada hoy día.

El sector de hidrocarburos y las hidroeléctricas son criticadas de su comportamiento monopólico y de no cuidar el medio ambiente.

Las loterías del Estado han estado a punto de privatizarse, incluso a sabiendas que es un monopolio que da beneficios seguros.La pésima situación financiera por la que pasó el Estado hizo que los políticos se plantearan esta opción, que no se llevó finalmente a término.

Como se puede observar ha habido críticas tanto a el sector público como al sector privado en actividades que tienen mucha influencia en las vidas de todas las personas de un país.

La conclusión que podemos sacar es que aunque alguna actividad en teoría debiera proveerse desde lo público,la empresa privada lo puede proveer con más eficiencia.Pero por contra también muchas actividades que realiza la iniciativa privada las puede proveer el sector público en condiciones que sean más beneficiosas para toda la sociedad.

El quid de la cuestión es con qué rigor se administra,lo cual hace que una actividad no se sepa "a priori" si va a ser mejor administrada públicamente o privadamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario