martes, 27 de noviembre de 2012

¿Hasta dónde se debe endeudar España hoy?


Esta es una pregunta que nos hemos hecho los últimos años muchos economistas a la que han dado una respuesta en Europa diciendo que un Estado no debe endeudarse por encima  del 120% del PIB.

La respuesta se ha dado en forma de % sobre el PIB sin tener en cuenta otras variables que pueden influir muy seriamente en la solvencia de un Estado,como por ejemplo:

-La tasa de paro de ese país.
-La distribución de la renta y nivel de la renta per cápita.
-La presión fiscal que soportan o pueden soportar los contribuyentes de ese país.
-Los tipos de interés a los que se esté financiando el país.
-Los gastos mínimos de la administración pública.

Hagamos unas cuentas muy sencillas de lo que podría ser el caso del endeudamiento español:

-Supongamos el  PIB español en torno al billón de €,
-Supongamos coste medio de la deuda pública del 3,8%
-Supongamos una tasa de paro del 25%.
-Supongamos unos ingresos fiscales del 35% del PIB =350.000 millones de €.
-Supongamos una deuda pública del 80% del PIB.Unos 800.000 millones de €.

El coste de la deuda anualmente sería de 3,8%*800.000.000.000=30.400.000.000€.
El gasto público mínimo por habitante en España puede rondar en torno a 8.000€ ,lo que nos daría un gasto público mínimo total=8.000*47.000.000=376.000.000.000€.

Sumando el coste de intereses de la deuda y el gasto público mínimo nos daría=376.000.000.000+30.400.000.000=406.000.000.000€.
Dado que tendríamos unos ingresos fiscales de 350.000.000.000€ y unos gastos públicos mínimos de 406.000.000.000€, tendríamos un déficit público de 56.000.000.000€ recurrentes o estrucuturales(5,6% del PIB) si no se toman medidas.

A la pregunta de ¿qué importe de deuda pública puede soportar España hoy? habría que decir que dado el nivel de paro actual y el coste de la deuda ,España no debería endeudarse por encima del 60% del PIB.

El problema de la situación de España no es otro que el paro del 25% ,que hace que el límite del 120% que marca Europa no sea el límite real para nuestro país.

La conclusión inmediata es que la austeridad sin más no nos llevará a reequilibrar las cuentas públicas y es necesario aplicar políticas que incentiven el empleo y la actividad económica, además de medidas que contribuyan a la eficiencia del gasto público.

No se trata sólo de favorecer la caída de los salarios y competir por devaluación del costes salariales y endurecimiento de las condiciones de trabajo.Es necesario mejorar competitividad  por aplicación de la investigación aunque sepamos que sus efectos sean más tardíos.

ESPAÑA CON UN 25% DE PARO NO DEBERIA TENER MAS DE UN 60% DE DEUDA PUBLICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario