sábado, 14 de julio de 2012

Recaudando de la desgracia


Normalmente Hacienda,hasta la actualidad,pretendía recaudar de aquellos que ganaban más,consumían más o tenía un mayor patrimonio.Hoy día,dadas las circunstancias de las arcas públicas,se ha tomado la decisión de recaudar como sea y de quien sea,incluso de aquellos que pasan por una situación personal desgraciada.

Los cambios en el IVA no se han limitado a incrementar alguno de los tipos, sino que incluso se ha realizado cambios a tipos superiores ,con lo cual se han producido situaciones que claramente atentan contra el sentido común y la medida.

Los cambios básicos en el IVA han sido dos;pasar el iva normal del 18% al 21%, y el reducido del 8% al 10%.Además se han producido cambios de un iva a otro,como en el caso de los servicios de peluquería y funerarios,que han pasado del 8% al 21%.

Junto a estos cambios en el IVA tambien se han cambiado las prestaciones por desempleo a partir del 6º mes de paro, que pasan del 60% de la base reguladora al 50%.

Otro cambio importante ha sido el aumento en la aportación en el pago de los medicamentos y la rebaja en las ayudas a la dependencia.

Como se puede observar, muchos de los cambios afectan a la parte de la sociedad que pasa por momentos difíciles, como es el caso de los parados,enfermos y por último difuntos.
Hemos llegado a una situación en la que no se trata sólo de recortar, sino que se hace sobre aquellas personas que se ven afectados por la desgracia personal.

La pregunta que me hago yo,e imagino que muchos de ustedes,es si realmente el Estado hace un uso eficiente,necesario y estableciendo prioridades  con  racionalidad del gasto público.

¿Cómo es posible que se pretenda confiscar incluso a los que menos tienen, o tienen la desgracia de estar en el paro,enfermos,o incluso fallecer?

¿Creen ustedes que el Gobierno para tomar estas medidas necesita especialistas o asesores,o realmente no son buenos o no se hace caso de sus recomendaciones?

¿A qué se debe esta voracidad  fiscal?

¿Es por falta de ingresos fiscales debido a la falta de actividad económica?

¿O lo que ocurre es que los gastos público se multiplican al tener que sostener a la banca ineficiente que tenemos?
¿Qué hace el Gobierno para contribuir a reactivar la economía?

¿No se han dado cuenta que el control del déficit público pasa necesariamente por un mayor empleo?

¿Y si a pesar de endurecer el sistema fiscal no se consigue controlar el déficit público?¿Qué es lo próximo?
¿La esclavitud?

Ha día de hoy trabajamos más de 100 días por persona y año para contribuir a las arcas del Estado.

Algo falla, y me temo que es que tenemos un sector público muy grande y muy ineficiente.

¿Usted qué opina?

No hay comentarios:

Publicar un comentario